Faba de Lourenzá Ver más grande

Faba de Lourenzá - Pack de 6

Nuevo producto

3 saquitos de 1 kilo o de ½ kilo. La Faba de Lourenzá que te ofrece MeetSpain están cultivadas por un productor artesanal de la población asturiana de Coaña. Tiene diversos premios por la excepcional calidad de sus cultivos. La textura de esta faba es mantecosa y firme, de fina piel.

Más detalles

29,00 € IVA incluído

  • 3 Sacos de 1/2 kilo
  • 3 Sacos de 1 kilo

Más

Debido a las características del suelo y a las técnicas tradicionales empleadas en su cultivo, las legumbres producidas en las 3 comarcas de la Mariña de Lugo bajo la Indicación Geográfica Protegida Faba de Lourenzá, tienen una calidad culinaria excepcional. Las condiciones de suelo de la zona son especialmente favorables para cultivar frijoles, obteniendo un grano brillante, de piel fina y pulpa tierna, con textura y sabor muy agradables.

Es un alimento sano de la dieta mediterránea, con esta legumbre se preparan platos tradicionales como el Caldo Gallego, pero también todo tipo de guisos con marisco, pescado, verduras, carnes de caza y chacinas, garantizando su exquisitez. También para ensaladas.

Con 1 kilo se consiguen entre 8 a 10 raciones.

Para que un plato de fabas resulte exquisito es necesario que todos los ingredientes sean de máxima calidad, especialmente las fabas. Si puede ser, de la cosecha más reciente, lo que garantiza la mejor textura y sabor.

Cómo cocinar las fabes:

Las fabes deben de ponerse a remojo la noche anterior, en agua fresca sin sal, a temperatura ambiente durante 12 horas aproximadamente, y el agua de remojo no se aprovecha para cocinar. Si el agua de la zona donde se cocina tiene alto contenido en cal, ayuda añadir al agua de remojo un poquito de bicarbonato, y guisarlas con agua mineral.

Se ponen a cocer en la olla con agua fresca, sin esperar a que hierva, y con poca o nada de sal. Es mejor salar a media cocción. El resto de ingredientes depende de cada receta, pero si se guisan solas, para darles más sabor, se puede añadir al principio de la cocción un chorrito de aceite de oliva virgen extra (esto siempre para cualquier receta), y todas o alguna de los siguientes verduras: un diente de ajo, laurel, una cebolla o puerro, una zanahoria y un tomate. Y además, para darles un gusto muy especial, unas hebras de Azafrán de la Mancha previamente tostado, o un poco de Pimentón de La Vera. Se cocinan en olla tapada y a fuego lento hasta que estén tiernas, cuidando que no les falte agua o líquido de la cocción. Aproximadamente, suelen necesitar una hora y media de cocción, dependiendo de su frescura.

Trucos:

Para enriquecer y dar consistencia al caldo de los guisos con fabas, y además evitar que los niños rechacen la verdura en ellos presente, se retira ésta junto a unas cuantas fabes y algo de caldo, se bate o se pasa por el pasapurés, y se devuelve el puré obtenido al guiso.

Añadiendo durante el remojo y durante la cocción un pedazo de alga Kombu o Wakame, se ayuda a conseguir una textura aún más suave, ya que estas algas tienen la propiedad de ablandar las fibras de los alimentos con los que se cocina y no deja sabor.